El salazón es uno de los métodos más antiguos para conservar alimentos y siempre tuvo como objeto poder almacenarlos y mantenerlos comestibles durante mucho tiempo. Nosotros hemos querido elaborar un embutido partiendo de los cuartos traseros de vacuno de la mejor calidad posible para asegurar al final del ciclo un producto de gran calidad.

El método de curación es puramente artesanal ya que se realiza con el máximo cuidado a la hora de salar y secar las piezas en bodega por un periodo de 16 a 18 meses en una condiciones controladas de baja temperatura y poca humedad.

La materia prima utilizada en la elaboración de nuestra cecina proviene de los despieces de patas traseras donde se extrae la babilla, la tapa, y la contra, donde esta última tenemos la opción de prensarla sin culata. Vacas de mínimo 5 años de edad y de un peso en canal de más de 400 kg procedentes de raza de alta producción lechera realizando una rigurosa selección en las ganaderías más prestigiosas de Europa.

 

Contra de Cecina

Contra de Cecina entera de curación entre 16 y 18 meses.

Babilla de Cecina

Babilla de Cecina de Curación 16 - 18 Meses. Aprox 4 Kg.

Tapa de Cecina

Tapa de Cecina de Curación entre 16 y 18 Meses,

Cecina Prensada con Culata

Contra de Cecina Prensada de Curación entre 16 y 18 Meses. El mejor Corte. Racionada en dos partes de 4.5 Kg cada una aprox, donde una de las partes contiene la Culata.

Contra Prensada Sin Culata

Cecina curada de 16 a 18 Meses. Contra en 2 partes sin culata. Racionada en dos partes de 4.5 Kg aproximadamente. PORTES INCLUIDOS